Walter Mercado se fue “rodeado de amor”

Walter Mercado falleció a los 87 años tras varias semanas de hospitalización

Walter Mercado Salinas, el más conocido de los astrólogos de habla hispana, falleció el sábado a los 87 años, a consecuencia de un fallo renal, tras más de dos semanas de convalecencia en el Hospital Auxilio Mutuo, en Hato Rey.

La información fue confirmada a EL VOCERO por Omar Matos, portavoz de la familia.

Mediante un comunicado de prensa, se precisó que el deceso se produjo “en paz y rodeado del amor de su familia”.

Mercado, quien aseguraba haber hecho su primera predicción a los seis años, creó una imagen inconfundible con su cabello platinado, sacos de brocado, capas de satín y enormes anillos, recordó The Associated Press. Solía rematar las lecturas de los 12 signos zodiacales que hacía a diario en la pantalla chica con la frase “reciban de mí siempre mucha paz, pero sobre todo mucho, mucho, mucho amor”.

Con más de cinco décadas de trayectoria artística, su imagen era una familiar para gran parte de los puertorriqueños y la comunidad latina en general.

Mercado Salinas nació el 9 de marzo de 1932, en un barco que realizaba una travesía entre España y Puerto Rico, según detalla la Fundación Nacional para la Cultura Popular (FNPCP). Sin embargo, fue en Ponce, ciudad natal de su padre, que pasó sus primeros y formativos años, y nació, además, su curiosidad por el mundo esotérico.

Su educación formal fue en farmacia, pedagogía y sicología, que armonizó con su faceta artística como bailarín, cantante y actor.

Su primera oportunidad en las telenovelas se la ofreció Esther Palés y actuó en más de una decena, que incluyeron Un adiós en el recuerdo y Larga distancia, precisa la FNPCP. También tuvo créditos teatrales en puestas en escena como Anastasia, Bodas de sangre, Andrócles y el león y El tríptico de amor, dolor y muerte, en el Ateneo Puertorriqueño, por mencionar algunas.

La muerte de su novia en 1968, en un accidente aéreo entre República Dominicana y Puerto Rico, lo sumió en una depresión que lo llevó a India en busca de respuestas, entrando en contacto con el maestro espiritual Osho, del que fue discípulo. En el país asiático indagó en las tradiciones del sufismo, taoísmo, budismo zen y budismo tibetano, además de estudiar todo lo referente a la influencia de los astros en la conducta humana y en el acontecer mundial.

A su regreso a la Isla, fue en el desaparecido Show de las 12 de Telemundo, en 1970, que comenzó un segmento de astrología, que sirvió de punta de lanza para su internacionalización. Se mudó a Florida para trabajar con la cadena Univisión en la década de 1980, siendo ya una celebridad a cuya casa llegaban personas de muchas partes del mundo, incluidos artistas y políticos, para que les ayudara a conocer su futuro.

En los 90 afianzó toda una marca con líneas telefónicas psíquicas, intervenciones televisivas y horóscopos en múltiples diarios de Latinoamérica y Estados Unidos.

Entre sus predicciones más famosas se cuentan la muerte de la Madre Teresa de Calcuta, el nacimiento del hijo menor de Julio Iglesias, el papel protagónico de Madonna en la película Evita, el nacimiento de la hija de la presentadora brasileña Xuxa y la elección del presidente estadounidense Bill Clinton.

Aunque cambió su nombre en 2010 a Shanti Ananda, que significaba paz y feliz, para el público general continuó siendo Walter Mercado.

En 2014, se despojó de sus capas —llegó a tener 3,000— y comenzó a usar chaquetas largas de colores brillantes.

“Todo lo que se estanca, se pudre… Walter Mercado no es una capa, ni un pelo rubio. Walter Mercado es años de trabajo, de estudios, de sacrificios, de preparación”, señaló al diario El Nuevo Herald, con el que colaboró por más de 20 años.

“Él era una de esas personas que usaba su fama y poder para llegar a millones de personas con el fin de inspirarlas con buenos mensajes”, dijo a The Associated Press Aida Levitan, quien ayudó a organizar una exposición en su honor en agosto, en el Museo History Miami.

En enero de este año, el astrólogo sufrió una caída en el baño de su casa en la Isla y luego había comenzado a experimentar fuertes dolores de espalda baja, que habían limitado su movimiento, mas no su ímpetu.

Los actos funerarios serán miércoles y jueves, en la Funeraria Puerto Rico Memorial en Santurce, a partir de la 1:00 pm. El funeral será el viernes en El Señorial Memorial.