29 Mayo 2024

El precio de la ira

Teleuniverso

Hoy les voy a poner un ejemplo de cómo los ataques de ira pueden llevar a una persona a consecuencias extremas.

Cuando se pasa por un estado emocional como este con sentimientos de enfado de alta intensidad y variable, todo puede suceder. No son uno ni dos los casos de individuos que ante situaciones en donde sienten que se les maltrata o que están siendo víctimas de algo que ellos estiman injusto, pueden pasar a la acción de una manera desproporcionada.

En el individuo que exhibe estos episodios de conductas impulsivas, agresivas y violentas acompañados de arrebatos verbales agresivos, en donde exagera la situación, se produce un impacto negativo en sus relaciones, en su vida laboral y como hemos estado observando un aumento significativo de este trastorno que se manifiesta en violencia vial o lo que es lo mismo una conducción agresiva, disputas con otros conductores o peatones y enfrentamientos con agentes de tránsito.

Eso le ocurrió el pasado 9 de agosto a Julio César Llorente López, cubano, quien fue detenido por agredir a un agente de la dirección general de seguridad de tránsito y transporte terrestre.

Miren lo que le ha costado a ese ciudadano cubano su conducta desproporcionada y esa agresión a un agente de la DIGESETT.

1) Se expuso a una situación muy peligrosa al golpear al agente, quien por suerte supo manejar el conflicto y no le disparó con su arma de reglamento.

2) Fue hospitalizado por golpes recibidos en el enfrentamiento.

3) Fue detenido y llevado ante el juez Rigoberto Sena el cual dictó prisión preventiva por tres meses como medida de coerción.

4) Provocó una situación familiar de desesperación, angustia y dolor.

5) Desde el 16 de agosto sus familiares no han podido verlo físicamente.

6) Se encuentra en una celda de alta seguridad.

7) Su hijo comienza a manifestar problemas emocionales.

8) La embajada de Cuba en Rep. Dom. no han obtenido resultados positivos con sus gestiones.

9) Los padres de Julio César , quienes se encuentran en Cuba, pasan por un momento de desesperación por la dificultad de visitar y apoyar a su hijo .

10) Julio césar por su conducta agresiva y fuera de control ha recibido el rechazo absoluto de la población dominicana.

Al margen de lo que supone el estado de derecho moderno sobre la base de la igualdad de todos frente a la ley, podríamos quizás argumentar que en el caso de julio césar estamos frente a un exceso de las instancias judiciales que también debe ser considerado, pero este no es el propósito de mi comentario, más bien utilizar este lamentable hecho de violencia vial para que nos sirva de espejo y todo esa tensión que cargamos con nosotros, todo ese hervidero de emociones negativas que no atendemos, esa baja tolerancia a los estímulos que nos frustran, esa intransigencia a las críticas que percibimos como humillaciones o agravios. Esa personalidad impulsiva que no consigue controlar y gestionar las emociones o ese trastorno psicológico no tratado, se convierten en las posibles causas que motorizan una conducta violenta, un estallido irracional que como hemos visto nos colocan en una situación en donde solo creamos sufrimiento para nosotros y para los seres queridos que sufren por nuestra ira fuera de control.

Más vistas
Recientes