20 Abril 2024

Se encuentra en peligro de extinción Refugio de Vida Silvestre

Después de que una denuncia circulara en las redes sociales y diferentes medios, vinculada a unas torres de transmisión eléctrica que forman parte del proyecto "Línea de Transmisión 345 KW Pepillo Salcedo - Santiago", que atravesarían el Refugio de Vida Silvestre Cañón del Río Gurabo, ha generado preocupación entre grupos ambientalistas.

Teleuniverso

Después de que una denuncia circulara en las redes sociales y diferentes medios, vinculada a unas torres de transmisión eléctrica que forman parte del proyecto «Línea de Transmisión 345 KW Pepillo Salcedo – Santiago», que atravesarían el Refugio de Vida Silvestre Cañón del Río Gurabo, ha generado preocupación entre grupos ambientalistas.


La obra cuenta con una licencia ambiental (0122-07-Renovada), firmada por el ministro de Medio Ambiente, Miguel Ceara Hatton, el 25 de abril del 2023. La autorización detalla que el beneficiario del proyecto es la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).


De igual manera, contempla la construcción de una línea eléctrica de 85 kilómetros que conectará la subestación del municipio de Guayubín, en Montecristi, con la subestación El Naranjo en Santiago de los Caballeros, que según las coordenadas en el documento no es claro si hay torres que se instalarían en el área protegida.


Según grupos ambientales, el proyecto, que de igual forma ocupará porciones superficiales en Santiago Rodríguez y Valverde, contempla la instalación de torres de tendido eléctrico que pudieran afectar otras zonas protegidas entre ambos puntos de conexión, en especial el área en cuestión.
La Furnia de Gurabo, un patrimonio natural.


El Refugio de Vida Silvestre Cañón del Río Gurabo, también conocido como «La Furnia de Gurabo», está ubicado en el municipio de Mao, provincia Valverde. Fue declarado área protegida en 2004, por su importancia para la biodiversidad y es considerado patrimonio natural de la Nación.


Esta zona se encuentra ubicada al suroeste de Mao, aproximadamente a 20 kilómetros, y abarca un polígono que contiene unos 8 kilómetros del río Gurabo, junto con los cerros circundantes, con altitudes que varían entre los 60 y 250 metros sobre el nivel del mar, incluyendo farallones con pendientes verticales de más de 50 metros en algunos tramos.


Una fuente anónima de entero crédito compartió a la prensa una imagen con la ubicación propuesta para la instalación de las torres, las cuales serían instaladas en una parte importante del refugio de vida silvestre, lo que preocupa a ambientalistas y conservacionistas por la gran biodiversidad presente en el refugio.


La resolución del 2018


Al confirmarse que esto sería verdad, se estaría violando la resolución vigente No. 0008/2018 del Ministerio de Medio Ambiente, firmada por el entonces ministro de Medio Ambiente, Francisco Dominguez Brito. El documento, en el párrafo III sobre los usos y actividades prohibidas en esta área protegida, cita la instalación de torres de alta tensión entre las restricciones.


En tanto, dispone en el párrafo IV, inciso 2, las normas de obligado cumplimiento: «Las torres de transmisión eléctrica, las antenas de telecomunicaciones y cualquier otra obra similar, no podrán ser colocadas dentro del área protegida ni en la zona de amortiguamiento de la misma».


La prensa se comunicó con el ambientalista Nelson Bautista, miembro del grupo ambiental Acción Verde y la Coalición para la Defensa de las Áreas Protegidas, quién manifestó su rechazo a la posible instalación de las torres en la Furnia de Gurabo.


«Algunas acciones del Ministerio de Medio Ambiente dejan mucho que desear, en el caso de la emisión de la Licencia Ambiental No. 0122-07 (Renovada), autorizando la colocación de torres de alta tensión que afectarían varias áreas protegidas y en el especial la que se conoce como La furnia del río Gurabo, es una muestra terrible de la debilidad institucional que aún persiste», señaló.


«Además de que se trata de un proyecto que hasta prueba en contrario carece de los más mínimos estudios de impacto ambiental, también viola de manera flagrante normativas del propio Ministerio, como la resolución No. 0008-2018, del 21 de marzo de 2018, que lo prohíbe expresamente», expresó Bautista.

Más vistas
Recientes