20 Junio 2024

Turquía podría sacrificar millones de perros callejeros sin dueño

Alrededor de cuatro millones de perros callejeros en Turquía que podrían ser sacrificados si se aprueba una ley que contempla eliminarlos si no son adoptados en un plazo de 30 días, Así lo comtempló el Gobierno turco.

Teleuniverso

 Alrededor de cuatro millones de perros callejeros en Turquía que podrían ser sacrificados si se aprueba una ley que contempla eliminarlos si no son adoptados en un plazo de 30 días, Así lo contempló el Gobierno turco.

El ministro de Agricultura y Bosques, Ibrahim Yumakli, afirmó en la red social X que se estima que hay cerca de cuatro millones de perros sin dueño.

La cifra no es precisa debido a que estos animales pueden reproducirse una o dos veces al año y cambiar de lugar frecuentemente. La prensa turca suele hablar de 2,8 millones de perros callejeros y 6,6 millones de animales domésticos sin dueño, principalmente gatos.

Turquía enfrenta una polémica desde que se anunció que el Gobierno quiere presentar al Parlamento una ley para internar y sacrificar a los perros callejeros no adoptados en 30 días. Celebridades como la cantante pop Ajda Pekkan han protestado contra esta iniciativa.

Yumakli indicó que, según datos del Ministerio del Interior, en los últimos 5 años se han registrado 3.534 accidentes de tráfico por choques con animales, con 55 muertes y 5.147 heridos. Según el diario Yeni Safak, hubo 92 muertes causadas por perros callejeros entre marzo de 2022 y diciembre de 2023.

La castración es la primera opción para reducir la población de perros sin dueño, pero los esfuerzos son insuficientes. Yumakli explicó que, según los científicos, se puede controlar la población si se esteriliza el 70 % en un año, pero en los últimos 5 años solo se ha logrado una media de 260.000, con un máximo de 350.000 en un año.

El ministro agregó que los «contactos con riesgo de contagio de rabia» se duplicaron en 2023 respecto a la media anterior, aunque no especificó los casos confirmados de la enfermedad.

En Estambul, es común ver perros callejeros bien alimentados y sociables, con un chip en la oreja para seguimiento sanitario, aunque también hay zonas con manadas más agresivas que infunden miedo a los vecinos.

Más vistas
Recientes