20 Abril 2024

Julian Assange, un periodista para el Medio Oriente de ahora

1.- El mundo está lleno de gente de buen corazón, de buena pasta, sanos sentimientos, dignos de admiración, porque son una unidad humana para beneficio de todas y de todos. Compartimos con entes sociales que nacieron para hacer el bien, y son los que identificamos como bondadosos.

Teleuniverso
Ramón Antonio ( Negro ) Veras

Por: Ramón Antonio Veras.

1.- El mundo está lleno de gente de buen corazón, de buena pasta, sanos sentimientos, dignos de admiración, porque son una  unidad humana para beneficio de todas y de todos. Compartimos con entes sociales que nacieron para hacer el bien, y son los que identificamos como bondadosos.

2.- Pero ocurre que aunque los buenos son los más, no tienen a muchos que les digan la verdad de las cosas malas que hacen los malvados, los inclinados a hacer el mal, los malévolos.

3.- Precisamente ahora, justamente en estos momentos, en el mismísimo espacio de tiempo que está viviendo la humanidad, es clave que esté en libertad el periodista investigador Julian Assange.

 4.- La comunidad mundial de personas nobles, auténticamente sanas, necesitan contar con periodistas de alto calibre, gran alcance intelectual, destreza y valentía como Assange.           

5.- Las mujeres y los hombres de buena voluntad requieren de periodistas como Julian Assange, que les digan lo que está ocurriendo en el Medio Oriente, y qué hace el militarismo israelí contra el pueblo palestino, tal como lo expuso la legisladora española Ione Belarra,  el día 23 de febrero 2024, ante sus colegas legisladores, cuando dijo lo que copiamos a continuación:

6.- “Yo no sé, señoría, si ustedes son conscientes de que la crudeza, el terror, la sinvergüenza, la crueldad tremenda del Estado de Israel, están generando millones de personas en todo el mundo que han contenido el aliento.

7.- “La desvergüenza de los soldados israelíes haciéndose un selfie frente a los escombros de un barrio entero, soldados disparando a mujeres mayores y a niños que ondeaban banderas blancas, bombardeos masivos de población civil, de hospitales, de escuelas de la UNRWA; asesinatos de periodistas, 72 en 4 meses, los 158 trabajadores de Naciones Unidas aniquilados, los bebés prematuros desconectados de las máquinas que podrían salvarles la vida”.

8.- “El personal sanitario, señorías, amputando piernas y brazos sin ningún tipo de anestesia, dos millones de personas desplazadas, cientos de miles de personas muriendo de sed, de hambre, de enfermedades que serían perfectamente evitables. Camiones llenos de ayuda humanitaria que están atrapados en el paso fronterizo de Rafah, porque el Estado de Israel no los deja pasar”.

9.- “El ministro de defensa israelí afirmando que los palestinos son animales humanos y como tales hay que tratarlos. Si esto no es un genocidio, señorías, entonces díganme ustedes qué es. ¿Cómo es posible que estemos viendo un genocidio ante nuestros ojos y nadie haga nada? Y lo triste, señorías, es que la respuesta a esa pregunta es tan cruel y tan inhumana como simple. Y es porque Israel es el aliado de los Estados Unidos de América”.

10.- “Esa es la respuesta. ¿Por qué el Gobierno de España no rompe inmediatamente relaciones diplomáticas con Israel? Para no molestar a los Estados Unidos. ¿Por qué no respalda la denuncia de Sudáfrica para llevarle a la Corte Internacional de Justicia? Para no molestar a los Estados Unidos. ¿Por qué no acuerda, simplemente, cumplir con la Ley Española de Comercio Exterior, que dice embargo de armas a la compra, la venta y el transporte de armas a un país en conflicto? Para no molestar a los Estados Unidos. El problema, señorías, es que para no enfadar a los Estados Unidos, el Gobierno y la Unión Europea están limpiando el suelo con nuestra credibilidad internacional, señorías, ese es el problema”.

11.- “Y la causa palestina no sólo es relevante por el terrible sufrimiento de un pueblo, que lo es, un sufrimiento injusto, terrible, sino porque con nuestra inacción estamos destruyendo toda la arquitectura internacional e institucional que construimos después de la Segunda Guerra Mundial, para que nadie volviera a hacerle a nadie lo que los nazis les hicieron a los judíos, lo que les hicieron a la población LGTBI, lo que les hicieron a la población gitana discapacitada, y también señorías, a la gente que pensaba como nosotros”.

12.- “Para que nadie volviera a hacerle a nadie eso, y sin embargo, Israel ha convertido la Franja de Gaza en un campo de exterminio a cielo abierto. Pregúntense, señorías, quiénes hubieran querido ser ustedes ante la Alemania nazi. Pregúntenselo, porque lo que estamos viendo es lo mismo, está volviendo a pasar. Está volviendo a pasar, y lo peor es que estamos volviendo a dejar que pase”. [i]

13.- Lo anteriormente expuesto por la diputada Ione Belarra, bien merece ser dado a conocer al mundo entero por periodistas que, como Julián Assange, dicen a quienes leen los periódicos, ven o escuchan la televisión y la radio, lo que real y efectivamente está ocurriendo como consecuencia del ataque salvaje contra los palestinos, por parte de los guerreristas del Estado de Israel.

14.- Las ciudadanas y los ciudadanos de cada país merecen contar con quién les dé cuenta, haga saber y sentir que están presentes en el lugar donde ocurren hechos de trascendencia, y esto solamente lo hacen periodistas del estilo de Julian Assange.

15.- Periodistas investigadores como Assange, son los que hacen que quien recibe el resultado de lo averiguado, viva lo que le han narrado, asimile lo referido como auténtico por su  exactitud.

16.- La exposición de la legisladora Ione Belarra, es una explicación de lo que está llevando a cabo el ejército del Estado de Israel, que también podía haber sido la original fotografía de ese ambiente infernal que ha hecho el militarismo israelí contra el pueblo palestino.

Santiago de los Caballeros,

20 de marzo de 2024.


Más vistas
Recientes